En el invierno y en el verano que conocemos las hojas tienden a detenerse, en cambio la primavera santiaguina y el otoño tan neoyorquino como neoyersiano son ventosos, movedizos, fructíferos para Sangría Editora. Ahora mismo observamos desde nuestras ventanas que algunos volantines azules con amarillo y verde, de papel o de plástico importado, pelean contra los cables para seguir hacia la montaña y, al mismo tiempo, la danza que las hojas coloradas, amarillas, cafeces, verdes y pálidas montan escapando de las veredas en remolinos y columnas cambian de lugar nuestra mirada para confirmar que las ciudades y los campos no tienen por qué pertenecer a los seres humanos que están quietos frente a sí mismos, así como los libros no son de los estantes donde guardan polvo.

Las hojas y los volantines tal vez quieran irse de ahí donde los tironean, y los libros tal vez quieran quedarse con quienes los leen bien. Así queremos pensar del recorrido que han hecho los ejemplares de Johnny Deep (Juanito Profundo) y la vagina de Laura Ingalls desde su primer lugar de edición, en Santiago durante agosto de este año, hasta McNally Jackson Books, la librería que acogerá este miércoles 24 de noviembre, a las 19 horas,  la presentación de este texto en acción de Alejandro Moreno Jashés. A las palabras del autor se sumarán las de uno de los coeditores del libro, Carlos Labbé, y la lectura dramatizada de la también dramaturga chilena Amelia Bande. Los invitamos a conversar ahí y brindar con un vino por el recorrido de este libro cuyas hojas bilingües de otoño, que también es primavera en Sangría Editora, desde su escritura, su montaje y su publicación no se van a quedar quietas. Puedes ver más detalles al ampliar con un clic la invitación que encabeza esta nota en nuestro diario íntimo.